FECCION

La limpieza y desinfección de espacios de trabajo hasta hace unos meses no tenia la importancia que ha adquirido debido a la aparición del COVID-19. Desde entonces y debido a que no existe ningún metodo 100% efectivo contra este virus, la limpieza y desinfección se ha convertido en una de las armas más importantes para evitar contagios.

¿Limpiar o desinfectar?

Esta es la mayor duda que nos puede surgir a la hora de afrontar una correcta higienización de los espacios de trabajo. En realidad estos procesos no van por separado, sino que juntos forman el plan de lucha ideal contra cualquier tipo de infección.

EL EQUIPO IDEAL A LA HORA DE DESINFECTAR ESPACIOS DE TRABAJO

La limpieza elimina gérmenes, suciedad e impurezas mientras que la desinfección mata los gérmenes en esas superficies y objetos. Por ello, es muy importante que se realice una exhaustiva limpieza antes de proceder a la desinfección.

Para realizar una desinfección y descontaminación correcta de un espacio que ha podido tener recientemente la presencia de coronavirus, o cualquier tipo de virus, se requiere un conocimiento profundo del agente a eliminar.

La desinfección para realizar se puede dividir en 2 casos:

  • Desinfección preventiva ante la presencia de virus.
  • Desinfección con presencia confirmada de virus.

Los productos para utilizar deben de tener eficacia viricida demostrada.

Uno de los desinfectantes que las autoridades sanitarias recomiendan, es el legía.

Se deberán extremar las actuaciones de limpieza y desinfección de las zonas de contacto más comunes: pomos de puertas, barandillas, botones. Los detergentes habituales son suficientes para estas labores.

DESINFECCIÓN DE ESPACIOS DE TRABAJO

ACCIONES PREVENTIVAS

Extremar las medidas de higiene personal en todos los ámbitos de trabajo y frente a cualquier escenario de exposición.

Destacan las siguientes medidas:

  • La higiene de manos es la medida principal de prevención y control de la infección.
  • Cubrirse la nariz y la boca con un pañuelo al toser y estornudar, y desecharlo a un cubo de basura con tapa y pedal. Si no se dispone de pañuelos emplear la parte interna del codo para no contaminar las manos.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca.
  • Mantener distanciamiento social de 2 metros.

Información y la formación son fundamentales para poder implantar medidas organizativas, de higiene y técnicas entre el personal. Se debe garantizar que todo el personal cuenta con una información y formación específica y actualizada sobre las medidas específicas que se implanten. Usar carteles y señalización que fomente las medidas de higiene y prevención.